Microdermoabrasion y Peeling. Según las necesidades de cada paciente recomendamos yellow peel; ácido mandélico ó ácido TCA. En verano recomendamos el peeling enzimático.
 
Microdermoabrasión con punta de diamante, es una exfoliación rápida, que consiste en la remoción de células de la capa superficial de la piel. Se obtienen resultados similares a los peelings, pero de una manera más profunda y no agresiva. Como consecuencia de esta exfoliación, se produce la consiguiente regeneración celular e incremento en la producción de colágeno y de elastina, otorgando firmeza a la piel. Con la microdermoabrasión se observa un incremento en la elasticidad y tono de la piel. Son eliminadas manchas producidas por la exposición solar, se atenuan líneas de expresión como también arrugas.
 
El Diamond realiza peelings mediante la acción de cabezales abrasivos recubiertos de pequeños diamantes, que eliminan las capas viejas de la piel, dejándola fresca y sin imperfecciones.
 
El Diamond permite tratar eficazmente secuelas de acné, pequeñas cicatrices, fotoenvejecimiento, hiperqueratosis, estrías, arrugas, surcos de la expresión, reducción de poros abiertos, etc.

Acompañamos la microdermoabrasion con una mascara de acuerdo a las necesidades de cada piel.

Peeling enzimático:
Constituyen una forma suave y eficaz de acelerar la exfoliación natural de la piel para revitalizarla. El peeling enzimático mejora el tono y la textura de la piel, otorgando una apariencia más fresca. Es un procedimiento seguro para todo tipo de piel y requiere un tiempo de recuperación menor que el peeling químico.

Las enzimas son sustancias naturales que aceleran los procesos químicos. Las enzimas utilizadas en el peeling enzimático provienen de fuentes naturales como las frutas, especialmente las tropicales (como la papaya, el ananá) y las plantas. Las diferentes enzimas tiene la capacidad de remover las proteínas presentes en la piel. Estas proteínas se hidrolizan (fragmentan) y se obtiene aminoácidos que son fácilmente eliminados. También se hidrolizan pectinas y azúcares. Las células del estrato corneo (la capa más superficial de la piel) se mantienen unidas por proteínas (puentes intercelulares). Al aplicar este peeling sobre la piel estas proteínas (puentes) se fragmentan o  hidrolizan enzimáticamente, las células muertas se desprenden y se eliminan superficialmente facilitando así la renovación celular.

La combinación de las distintas enzimas aplicadas sobre la piel tienen el objeto de provocar una sutil exfoliación, ideal para la temporada estival, permitiendo conservar los efectos obtenidos por peelings más profundos; también es útil en pacientes con piel sensible, que no toleran estos últimos.
El peeling enzimático contribuye a estimular el crecimiento de nuevas células, mejorar la textura de la piel y reducir el eritema. También son una excelente herramienta para controlar la seborrea, reducir la formación de comedones (puntos negros) y cerrar los ostium foliculares (poros ). Contribuyen en atenuar cicatrices, manchas y  arrugas superficiales

Existen diferentes  peelings enzimáticos según las necesidades de cada tipo específico de piel.

El procedimientos es sencillo, requiere de aproximadamente 30 minutos de tiempo para realizarlo y es ideal hacerlo una vez por semana. Se trata de una excelente opción terapéutica para mantener y /o recuperar nuestra piel durante el verano.
SOLICITA UN TURNO SIN CARGO PARA ASESORAMIENTO DE ESTETICA
Deseo registrarme al newsletter